Porta Oscura

Por Eduardo Scheffler

Viernes

Papá se quedó sin trabajo el viernes pasado. Ese día llegó a casa temprano, transformado.

Me abrazó.

No dijo nada en torno a lo sucedido, pero me invitó a caminar descalzo en el jardín y luego fuimos por una paleta helada. En sus ojos había algo distinto, como si de pronto nada obstruyera la luz que los iluminaba. Como si ya no hubiera sombras, ni dudas, ni angustias, ni miedos, ni absurdos, ni juntas, ni métricas, ni presentaciones, ni permisos para salir de vacaciones, ni aviones, ni turbulencias. Como si en lugar de todo aquello solo estuvieran él y su esencia.

Comimos temprano y fuimos al parque a jugar beisbol. Él reía y eso me hizo sentir bien. Desde hace mucho tiempo no lo veía así. Y es que ese hombre flaco y sin pelo que es mi papá, se había convertido en una especie de sombra que estaba ahí, pero sin estar presente. Una idea nada más, algo así como un recuerdo o como el personaje de un sueño feo con el que no quieres hablar, ni jugar. Alguien a quien jamás puedes abrazar. Un ser al que sabes presente, pero que adivinas siempre ausente.

Lanzamos la pelota por más de una hora y el sonido seco de la misma en las manoplas me pareció como el latido fuerte de su corazón que regresaba al lugar al que pertenecía. Contagiando fuerza, vitalidad y alegría.

Luego de lanzar y cachar, papá sacó una manzana de su mochila y con sus manos grandes de dedos pálidos y delgados, la partió. Me regaló una mitad y devoró la otra.

Espalda con espalda nos sentamos y permanecimos en silencio hasta que llovió.

Sí: Papá se quedó sin trabajo el viernes pasado, pero ese día finalmente volvió.

Share This:

Previous

Señor del Absurdo Decreto

Next

Los Golems

4 Comments

  1. Juan Carlos

    Si. Y Si,
    Los volviste a disfrutar
    Ahora a vivir!!!

  2. Lourdes

    Increíble lo que se abre cuando soltamos

  3. Vero

    Increible es sentirse libre y sobretodo libre para volar con los hijos, disfrutarlos y ver su dia a dia.

  4. Rainer

    En carne propia: Sin hijos pero si con esposa: Sin lanzar pelota pero si conocer el mundo. Me gusto.

Leave a Reply

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén