Foto: Del Instagram de alaina_victoria3

Soy el Rey de las Flores Marchitas.

El que a mitad de la noche trajo el silencio para esparcirlo en tu cuerpo desnudo e indefenso.

Soy el que impregnó el dolor, el que desapareció de cada portarretratos, de aquellos momentos felices en los que reíamos encantados. Miradas destellantes, llenas de vida, condenadas -aunque no lo supiéramos- por mi posterior ausencia.

Soy yo el que incendió recuerdos, el que bebió amaneceres hasta emborracharse con ellos. El que anduvo sin rumbo, pero con la esperanza de que algún día, en algún lugar, pudiera encontrarte de nuevo.

Soy el Rey de las Flores Marchitas, con mi corona de girasoles secos, esperando que algún día una chispa los encienda para transformarlas en ceniza. Para que entonces la muerte reseca y ambigua deje de rondar en mi cabeza.

Soy el arrepentimiento, aunque no me lo creas, el ser que quisiera desandar ese camino de enredos para llegar al centro de sí mismo. A ese sitio en donde todo es simple, en donde las flores están vivas y mi amor por ti puede volver a ser eterno.

Share This: